jueves, 23 de junio de 2016

Medalla graduación

¡Hola Mundo!

¿Qué tal?, ¿qué os contáis? Espero recordar como se hace esto de escribir un post. De momento me he acordado de la clave de acceso. Algo es algo.

Estoy aquí para mostraros el resultado del pedido que ha hecho que permanezca fuera de servicio durante todo este tiempo. La medalla graduación.
medalla en fondo azul y amarillo en el que se muestra la figura de un niño con birrete y el nombre de Rubén. Todo en fimo. Cinta con los colores de España: rojo y amarillo
Medalla graduación
Finalizada las clases y realizada la entrega de medallas, ya os puedo hablar y mostrar este pedido. Lo realicé como detalle para los alumnos que se graduaban en educación infantil de un colegio de Yuncos. Lo que en principio sólo sería un detalle para un niño, pasó a ser un detalle para los amigos del niño y se acabó convirtiendo en: ya que les queremos dar algo para la graduación y algunos han pedido estas medallas, pues medallas para todos. Es decir, pasé de tener que hacer una, a 15 y al final acabé haciendo 51 medallas.

A medida que el pedido crecía, las uñas de mis manos disminuían en la misma proporción porque el tiempo corría en mi contra. Por suerte, me dio tiempo a tenerlas todas listas para el gran momento.

Esto de las graduaciones a mí me pilla un poco mayor, la verdad. Nunca he tenido ninguna, salvo cuando acabé la carrera, vamos, la única graduación que se hacía por aquel entonces. Pero ahora hay graduaciones de infantil, primaria, secundaria, bachillerato... 

A eso hay que sumarle que, por lo menos, a mí siempre me dijeron eso de: es tu labor sacar buenas notas. Y, sinceramente, de vez en cuando me hubiese gustado haber recibido un regalito o un premio. Así que yo me alegro mucho por estos niños, porque a nadie le amarga un dulce y mucho menos le disgusta que le pongan una medalla.

Fue un pedido duro porque había poco tiempo para tanto trabajo y porque el calor llegó de golpe convirtiendo el fimo en chicle. Pero como os podéis imaginar, ver la cara de felicidad de los niños al recibir su medalla, no tiene precio. Y eso, nunca me cansaré de decirlo, es lo mejor de este hobby.

51 niños contentísimos de acabar las clases y orgullosísimos de sus medallas. Más no se puede pedir.

Y vosotros, ¿tuvisteis graduaciones? ¿Os dieron algo especial? Contadme.

Ya aprovecho este espacio y os comunico que hasta que se pase este calor, el taller está cerrado. Como os he dicho, en cuanto el calor aprieta, el fimo se convierte en chicle y es imposible de manejar, o por lo menos, a mí me resulta imposible. Con lo cual, hasta después del verano no tendréis más noticias de mi.

¡Disfrutad del verano!

Cesta con toooooodas las medallas



5 comentarios:

  1. Mary me alegro que tu ausencia sea por trabajo, las medallas han quedado chulisimas.
    Disfruta del verano!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Espero que tú también disfrutes del verano.
      Besico

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Descubrí tu blog, y he pasado la tarde leyendo.
    Me encantó.
    Pero anímate a publicar más a menudo, seguro que tu sacas tiempo de donde sea.
    Hazlo por los que desde ahora te seguimos.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita Carla!
      A mí me ancantaría actualizar y crear nuevos diseños, pero es que no me da tiempo a más. De todas formas, no lo tengo abandonado, sólo estoy tomándome un respiro,jajaja.
      Besicos

      Eliminar